archivo

Interior

Para la fotografía de interior he elegido una del British Museum, en Londres.

Es uno de los edificios cuyo interior me parece más impresionante. Sobre todo el Gran Atrio de la Reina Isabel II, que constituye el núcleo central del museo, y está diseñado por el estudio de Norman Foster. El Gran Atrio se ha convertido en la mayor plaza cubierta de Europa (90 x 70m). Pero, sin duda alguna, por lo que a mí me fascina este lugar es por el techo, formado por cristal y acero, y con una geometría típica en la obra de Foster.

Techo del Gran Atrio. Cristina Ruiz. 11/08/2011

Esta fotografía me parece muy sugerente por la geometría y el juego de transparencias y color del cielo.

Y aquí una fotografía más general del lugar, donde os podáis ubicar mejor los que no lo  hayáis visitado:

British Museum. Cristina Ruiz. 11/08/2011

Aprovechando esta entrada, quería incluir también una fotografía que he encontrado al buscar las del British Museum, entre las fotos de mi viaje a Londres de este verano. Se trata de un grupo de música que toca en la calle (aunque también tengo entendido que dan espectáculos en bares y pubs). Es cerca de Columbia Road, en el barrio de Hackney, al este de la ciudad. Es la zona que más me gusta de Londres, por el ambiente que hay, entre bohemio, vintage y muy vanguardista. Uno de mis lugares favoritos entre los que he visitado hasta ahora.

 

Hoy quería hablaros de nuevo del taller A, y de alguna de las actividades que realizamos a lo largo del curso pasado en IPR. En este caso, se trata del primer ejercicio que realizamos en todo el curso, en un taller intensivo que hicimos antes de iniciar las clases. En el taller, llamado “Miradas y palabras”, se nos asignaba unas palabras, a partir de las cuales debíamos fotografiar la escuela. Consistía en buscar significados, formas e intenciones en la arquitectura que nos rodea. En mi caso, las palabras asignadas eran sombra y escala. Las dos primeras fotografías corresponden a la palabra sombra, y las dos últimas a escala.

A continuación os pongo las imágenes que realicé en ese taller, personalmente quedé bastante satisfecho con el resultado final de las fotografías.

Al principio de esta entrada quería utilizar una de estas cuatro fotos como la “fotografía de interior”, pero revisando algunas de mis fotografías encontré la siguiente foto, que le arrebató el puesto a las anteriores como mejor fotografía de interior. Es una fotografía del estudio de RCR en Olot. Se trata de un edificio antiguo que ha sido restaurado (y sigue restaurándose), y tiene un aspecto de nave abandonada en la parte inferior. Sin embargo, cuando accedemos a la parte superior, nos encontramos con un espacio moderno, restaurado y adecuado a un estudio de unos arquitectos de su importancia. Es un proyecto en el que era importantísimo el mantenimiento de la estructura del edificio antiguo, y en el que se le da una vital importancia al ecologismo y ahorro energético. Es un edificio que requiere una entrada aparte, aunque hoy ya no me da tiempo a hablar más de él.

En cuanto a la fotografía, lo que más me gusta es el juego de luces y sombras y el encuentro entre las distintas materialidades que podemos apreciar en primer plano. Es una fotografía donde se entiende la idea general del proyecto; la introducción de elementos modernos pero ligeros (en este caso la escalera que vemos al final) en una arquitectura tradicional y maciza (que vemos en el primer plano).

Personalmente, es una fotografía que me encanta, y que no me canso nunca de ver. Está claro que estoy siendo totalmente subjetivo, pero si yo mismo no auto promociono mis fotografías, ¿quién lo hará? Ante todo, quería dejar claro que sigo siendo un simple aficionado en esto de la fotografía. Espero que aún así, os gusten. ¡Buenas noches a todos!

Lugares vacíos llenos de historias. Perdido en lo alto de una montaña, pocos saben llegar. Una base militar con brisas de viento que invitan a entrar dentro de un lugar que tiene un toque de tenebrismo. El vandalismo se ha hecho cargo de todo. Poco queda que no esté roto, pintado, derrumbado. Un helipuerto destaca bajo los edificios, y el paisaje que puedes observar desde allí te encoje el corazón.

Entrar por las puertas es estar dispuesto a recrear que pasó allí. Inventar historias, ver algo muerto con vida. Ver los fantasmas del tiempo pasar. Es peligroso, puede caerse algo en cualquier momento, pero he de reconocer que es emocionante, a pesar de que soy anti guerra y ese lugar fue un día centro de acciones militares.

Una pista de frontón, puertas que preguntan, una ventana como cuadro, escaleras que se caen. Lugares que un día estuvieron en un interior que ahora son intimidados por las nubes.

Un interior no tiene porque ser bonito. Este es misterioso, intrigante, imaginativo. Es para pararse un rato. Hacer una visita por cada rincón, por cada habitación, cada puerta que es posible atravesar. Me gusta mucho este lugar por todo lo que mi mente es capaz de imaginar en un momento.

(Fotografía: Bundestag, Berlín. Lucía Ibáñez Martínez. Agosto 2011)

El hecho de que haya escogido esta imagen como fotografía de interior se debe a que se trata de uno de los interiores más impactantes que he visitado últimamente. Es la cúpula del Bundestag, el Parlamento alemán, en el edificio Reichstag de Berlín, obra de Norman Foster que visité este verano. Se trata de un lugar espectacular, pues una rampa asciende por sus paredes hasta llegar a lo alto del edificio. La cúpula está hecha de cristal, ya que simboliza la transparencia de la política alemana, lo que permite contemplar la ciudad a lo largo de todo el ascenso, con unas vistas impresionantes.

A la izquierda de la imagen podemos observar distintos niveles de la rampa, y a la derecha una estructura central que sustenta una plataforma en lo alto de la cúpula. Esta estructura está compuesta de espejos que giran para reflejar la mayor cantidad de luz natural posible a la sala de reuniones, que se encuentra bajo la cúpula.

Sin lugar a dudas, recomiendo visitar este edificio si hacéis una escapada a Berlín. ¡Eso sí, si lo hacéis debéis hacer una reserva por Internet unos días antes para evitaros sorpresas desagradables!