Domingo con Antonio Pérez

(Fotografía: Domingo con Antonio Pérez. Lucía López Hidalgo. 16 de Octubre 2011. Cuenca)

El pasado domingo 16 de Octubre, aprovechando que pasaba unos días en Cuenca, fui a la Fundación Antonio Pérez y al Museo de Arte Abstracto con mi padre (a la izquierda de la fotografía). He escogido esta fotografía como retrato por lo que simboliza, porque es importante por diversos motivos.

En primer lugar, porque para mí, y supongo que para mi padre también, fue un día bastante especial y emotivo. Por suerte, tenemos en común una serie de intereses, como es el tema del Arte en general, la fotografía y el cine, que nos gusta compartir. Puesto que visito esos dos museos y el casco histórico de Cuenca siempre que puedo y además me habían regalado ese mismo fin de semana una cámara, le propuse subir a esa zona.

Primero visitamos la Fundación Antonio Pérez, lugar que nos encanta, tanto el edificio como su contenido. Este conjunto de salas de exposiciones exhibe la colección de obras de arte que posee Antonio Pérez, coleccionista-artista. Estas obras pertenecen a artistas como Antonio Saura, Zóbel, Chillida, Millares,… que han formado parte del mundo vital de Antonio Pérez. Además, hay alguna sala dedicada a objetos que Antonio recoge de la calle y los transforma en Arte.

Después, bajamos al edificio de las Casas Colgadas, pues en el interior se encuentra el Museo de Arte Abstracto. Éste fue iniciado por Fernando Zóbel, que además donó al museo sus obras. Entre otros artistas que participan, cabe destacar la obra de Antonio Saura, Torner o Zóbel, mi pintor favorito. Al salir del Museo, mi padre me dio una gran sorpresa, me había comprado un cuaderno edición limitada, como homenaje, de facsímiles de cuadernos de apuntes y dibujos de Fernando Zóbel.

Antes de marcharnos, pasamos por la Calle San Pedro, calle en la que vivieron todos estos artistas, y en la que vivieron mis abuelos y mi padre cuando era pequeño. Como él conoció a muchos de ellos, y para muchos otros trabajó mi bisabuela, me iba contando anécdotas que guardan esas calles, me describía las casas que él había visto por dentro de muchos artistas, y no me cansaba de escucharlas… por muchas veces que las haya oído. Y mientras hablábamos de dónde vivía Saura, nos asomábamos por las ventanas como unos niños, o me contaba cómo eran las habitaciones, nos cruzamos con Antonio Pérez. Como mi padre le conocía, nos presentó, y aunque breve, tuvimos una agradable charla, en la que hablamos, entre otras cosas, de que en el tema del Arte todos debemos colaborar y compartir.

Al volver, bajamos por las cercanías del río Huécar, que en estas fechas ofrece un paisaje en el que se aprecian todos los tonos: hay árboles que aún permanecen verdes, otros que empiezan a mostrar el amarillo del Otoño, y algunos tonos rojizos. Sin duda, una imagen preciosa para terminar la mañana.

Es en la Fundación donde tomé la foto. Mientras veía la fotografía que estaba expuesta, me di cuenta de que el juego de reflejos era interesante. Además, no es fácil para los fotógrafos salir en las fotos, ya que siempre retratamos a los demás. Y aprovechando que, aunque de una forma curiosa, salíamos los “dos” juntos, hice la fotografía.

Para mí era un retrato especial, por salir en la foto con mi padre, aun sin saber quién era el hombre que sale en el centro, sujetando una bola blanca, así que la subí a mi cuenta de Flickr (http://www.flickr.com/photos/luka_dreamer/).

Y cuál fue mi sorpresa, cuando mi padre me hizo saber que la tercera persona es Antonio Pérez. Es curioso, pero inconscientemente, compartimos esa mañana con él, y no sólo con palabras…

Como me escribió mi padre: “Lo pasamos bien el domingo… y ahí estamos los tres, Antonio Pérez, tú y yo. Interesante fotografía ; ) ”

Gracias.

3 comentarios
  1. Acordes y Desacuerdos dijo:

    ¡Lucía, me ha encantado la entrada, muy emotiva! Me ha dado por sacar el álbum familiar de mi único viaje a Cuenca y me ha resultado curioso el comprobar las casualidades de la vida, ya que justamente fue en octubre hace 10 años y que también fue una visita muy emotiva para mí porque fue el último viaje que pudo hacer mi abuela con nosotros antes de enfermar. ¡Espero volver pronto!

    • Me alegro de que te haya hecho recordar… Habrá sido un momento emotivo para todos.
      Un beso enorme a los cuatro, y gracias por TODO.

      Sabes que puedes volver cuando quieras, ¡lo tenemos pendiente!😀

  2. Peggyisthequeen dijo:

    Detrás de una fotografía puede haber una buena historia. Gracias por compartir la dos, imagen y narración, con nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: